Soluciones para la automatización de laboratorios

Dispensación y pipeteo

Actualmente se utilizan en muchas aplicaciones pequeñas gotas de líquido con volúmenes en la escala de los microlitros. Entre los ámbitos en los que estas gotas pueden desempeñar un papel especialmente importante figuran el manejo de líquidos en las ciencias de la vida y la investigación farmacéutica, el diagnóstico y las aplicaciones microfluídicas. Dos técnicas típicas para el manejo de líquidos son el pipeteo (una técnica de contacto) y la dispensación (una aplicación sin contacto).

Dispensación

Para muchas aplicaciones, como la dosificación de soluciones tampón o medios para cultivos celulares, un dosificador a granel puede ser una buena opción. Un método para producir gotas en la escala de los microlitros consiste en utilizar electroválvulas de conmutación rápida. Para dispensar el fluido, estas válvulas pueden alimentarse a través de un conducto de fluido, por ejemplo, desde un depósito presurizado. A continuación se muestra una representación esquemática de este sencillo sistema:

A continuación se muestra una representación esquemática de este sencillo sistema

Dispensación, un método sin contacto para el manejo de líquidos

Pipeteo

El pipeteo, por su parte, puede considerarse un método más sofisticado de manejo de líquidos. En su forma más simple, este tipo de dispositivo de trasvase de líquidos extrae un volumen de líquido de un depósito de origen mediante succión antes de colocarse sobre un lugar de destino y, posteriormente, dispensar el líquido. El líquido de muestra suele mantenerse en una estructura denominada "punta". Las puntas pueden ser dispositivos fijos, como tubos finos o grandes agujas de inyección de metal o plástico, o piezas cónicas desechables, también conocidas como puntas desechables. El uso de puntas desechables puede eliminar el riesgo de contaminación a la vez que reduce el volumen muerto al manejar reactivos valiosos en comparación con la dosificación de grandes volúmenes. Muchos sistemas están equipados con varias puntas, que pueden acelerar la transferencia de líquidos aspirando o dispensando simultáneamente en varios depósitos. Por regla general, cada punta de trabajo de un sistema se denomina canal.

Pipeteo

Pipeteo, un método de contacto para el manejo de líquidos

Automatización

En la actualidad, una gran parte de los sistemas automatizados para el manejo de líquidos trabajan con volúmenes comprendidos entre microlitros y mililitros. Una tendencia actual que puede observarse es la creciente miniaturización de los ensayos, circunstancia que permite a los laboratorios rebajar los costes de reactivos y muestras al tiempo que aumenta el rendimiento. Una combinación inteligente de pipeteo y dispensación a granel puede ayudar a optimizar la automatización de los procesos de manejo de líquidos.

Sobre los autores:

Wolfgang Trautwein
Business Development MedLab
Contacto

Dr. Bengt Wunderlich
Development Liquid Handling MedLab
Contacto

Artículos interesantes

Sumario