Sensores inductivos

Sensores inductivos

Los sensores inductivos detectan objetos metálicos o eléctricamente conductores que se mueven en su campo de medición completamente sin contacto. Proporcionan al usuario una señal binaria que indica si se ha detectado o no un objeto. Los sensores inductivos también se denominan sensores de proximidad o sensores de posición.


Los sensores inductivos, gracias a su larga vida útil, variedad de aplicaciones y sencillez de uso son muy habituales en la automatización industrial, y Festo siempre tiene en cuenta estos conceptos al desarrollar sus productos.

En nuestra gama de sensores inductivos podemos seleccionar entre diferentes tamaños, opciones de montaje y materiales, en nuestra gama de sensores inductivos también podemos seleccionar por diferentes tamaños, tipos de sensores y formatos. Esto asegura que tenemos la solución adecuada para sus necesidades.

Montaje y modo de operación

Los sensores inductivos constan de tres unidades funcionales: un oscilador, una unidad de evaluación y una etapa de salida. Como componente del oscilador, una bobina, mediante un circuito oscilante, tiene la misión de generar un campo magnético alterno que emerge de la superficie activa del sensor inductivo. En el objeto metálico que se aproxima de frente, se generan corrientes de Foucault que extraen energía del oscilador. La amplitud y la frecuencia del circuito oscilante cambian y la etapa de salida se conmuta mediante un disparador Schmitt o la amplitud se convierte en una distancia. Si se utilizan varias bobinas, aumenta la precisión de medición del sensor inductivo.

Ventajas de los sensores inductivos

Gracias a su modo de operación sin contacto, los sensores inductivos presentan numerosas ventajas:

  • Larga vida útil gracias al escaso desgaste mecánico
  • No se producen paradas de la máquina por contactos sucios o dañados
  • No hay rebotes de contacto, por lo que no se producen errores de conmutación
  • Altas frecuencias de conmutación
  • Resistencia a las vibraciones
  • Alto grado de protección gracias a cuerpo totalmente cerrado
  • Posición de montaje indistinta

Sensores inductivos de Festo

Los sensores de proximidad inductivos de Festo prácticamente no se desgastan, son fáciles de manipular y poseen la máxima calidad. Disponemos de sensores inductivos en numerosos diseños para las aplicaciones más diversas.

Así, los sensores de proximidad SIED y SIEN con distancia de conmutación estándar son adecuados tanto para su uso con tensión continua como para su uso en aplicaciones con tensión alterna. Las características de los SIED y SIEN son la rosca métrica y el diseño redondo.

Nuestro sensor de proximidad inductivo SIEH-...-CR es especialmente robusto gracias a su cuerpo de acero inoxidable totalmente cerrado, por lo que comparado con los sensores convencionales ofrece una gran resistencia a casi todos los gases y fluidos. Otras características son la mayor distancia de conmutación, el montaje empotrado, el indicador LED del estado de conmutación y la rosca métrica.

El sensor de proximidad SIEF de Festo es especialmente fácil y seguro de utilizar. Es resistente al campo de soldadura, posee un cuerpo resistente a las salpicaduras de soldadura, un LED para la indicación del estado y puede instalarse empotrado, parcialmente empotrado o sin empotrar.

Nuestro sensor inductivo SIES-8M es especialmente adecuado para la detección de posición en ejes eléctricos y pinzas con ranura en T. Para contar con una mejor visibilidad independientemente del sentido de la marcha, el SIES-8M posee un indicador del estado de conmutación con dos LED. La tecnología de fijación ayuda a posicionar el sensor de proximidad rápidamente y a fijarlo con facilidad.

El sensor de proximidad inductivo SIES-Q ocupa muy poco espacio gracias a su diseño en forma de cubo. Permite el montaje empotrado y también dispone de un indicador LED de estado de conmutación.