Manipulación de líquidos en 4 pasos

Una solución completa para la manipulación de líquidos

La manipulación precisa de líquidos se obtiene con la combinación de una amplia variedad de válvulas para fluidos y sistemas mecatrónicos fiables, robustos y probados en el entorno laboratorio, siendo una solución lista para instalar y aumentar la productividad.

Sistema de dosificado

Los pasos y elementos del sistema de dosificado

El principio físico de funcionamiento es de Presión Sobre Liquido, donde utilizamos la energía neumática para la manipulación del líquido. En función de como presurizamos el depósito, con presión o con vacío, obtendremos una aplicación de dosificado o aspirado. Estos son los cuatro elementos que intervienen en el proceso:

- 1.- El suministro de aire comprimido, de la red de instalación del laboratorio o desde el PGVA, para generar presión y vacío.

- 2.- El control de válvula, que se puede hacer desde un PGVA, un PLC o el módulo externo VAEM para hasta ocho válvulas.

- 3.- El depósito del líquido que vamos a presurizar, con un volumen acorde a la cantidad de producto que vamos a dosificar o aspirar.

- 4.- El cabezal de dosificación, de uno u ocho canales. Elegiremos entre las distintas opciones disponibles en función de la presión, la viscosidad del líquido y la aplicación.

Dosificación y aspiración

Para la aplicación de dosificación, primero se requiere realizar un cebado de todo el circuito hasta la entrada del cabezal de dosificación. Para realizar las dosificaciones se realizarán ajustando el tiempo de apertura y el valor de presurización en el sistema hasta obtener el valor deseado de dosificación.

Es importante señalar que este sistema es de lazo abierto y se requiere de una báscula para ajustar a los valores deseados. Una vez determinados, este sistema tiene una alta repetibilidad, que nos garantiza la fiabilidad y la precisión en la dosificación.

Este sistema es muy flexible, con un cambio de las variables, podemos aumentar o reducir la cantidad a dosificar. Además, es posible hacer una dosificación en continúo.

Si lo que queremos es hacer una aspiración del producto, por ejemplo, para realizar la limpieza del sistema, tenemos que colocar la boquilla en contacto y ajustar los parámetros para realizar el proceso mediante vacío.

Pipeteado

Para la aplicación de pipeteado, partimos de los tres primeros elementos que forman el sistema de Presión sobre Liquido más el cabezal de pipeteado que nos permite realizar la dosificación mediante pipeta de uno u ocho canales.

Para esta aplicación, el primer paso es elegir la pipeta desechable en función de la cantidad a dosificar, que puede ser de 20, 300 o 1000 microlitros.

Ajustando la presión podemos detectar cuando la pipeta entra en contacto con el líquido al generarse un pico de presión, posteriormente se ajustará los valores de vacío y tiempo para realizar la aspiración en funcion de la cantidad de liquido a dosificar y de las veces.

Una vez hecha la aspiración, retiramos el envase y procedemos al dosificado repitiendo el proceso descrito en el punto anterior. El proceso de limpieza se realiza mediante el desecho de la pipeta por algún sistema de expulsión.

A finales del 2023, Festo dispondrá de un sistema de pipeteado de lazo cerrado donde se tendrán que configurar en función de las propiedades del fluido a dosificar, cantidad dosificada y repeticiones.

¿Le gustaría ver una aplicación real de este sistema? No se pierda la práctica de Joan Pau Clar, LifeTech Business Driver de España y Portugal

Además, en nuestra web encontrará información detallada sobre nuestras soluciones para aparatos de laboratorio y médicos y, concretamente, sobre nuestro sistema modular de dosificado para la manipulación de líquidos.

Artículos interesantes

Sumario