Sistemas de control intuitivos

Artículo del 29 de agosto 2014 

Festo desarrolla sistemas de control intuitivos para máquinas

En la vida diaria ya funcionan numerosos sistemas de control intuitivo: los teléfonos móviles obedecen las órdenes por voz, las tabletas funcionan con movimiento táctil y el control mediante gestos es habitual en las videoconsolas.

El control sencillo de aparatos también es cada vez más importante en la industria. Los procesos que hoy funcionan con botones podrán tal vez controlarse algún día con el pensamiento, con la voz o mediante gafas de realidad aumentada. Desde hace años, Festo investiga en la Bionic Learning Network desarrollando sistemas de control innovadores para la automatización industrial, ya se trate de control de máquinas por reconocimiento de voz e imágenes, mediante el pensamiento o con gestos.

Control de movimiento mediante reconocimiento de voz e imágenes

«Coge la herramienta», «abre las pinzas», «vuelve al punto de partida»: el asistente biónico para manipulación puede entender todas estas órdenes mediante el reconocimiento integrado de voz e imágenes. Gracias a esta tecnología, el brazo mecánico flexible es capaz de agarrar objetos de manera independiente, sin tener que estar programado o controlado manualmente. Una cámara miniaturizada en el módulo de agarre abarca el espacio de trabajo, reconoce los objetos y da la orden de agarrarlos en el momento exacto. Para el reconocimiento de voz se utiliza una interfaz simplificada: el sistema obedece una serie de órdenes predeterminadas y se mueve y agarra los objetos de manera fácil y segura.

Control intuitivo mediante gestos

El proyecto de biónica BionicKangaroo, desarrollado en 2014, tenía entre sus objetivos poner en movimiento un canguro artificial mediante palmas y gestos de la mano. Se controla por gestos mediante un brazalete especial. Un sensor de posición en el brazalete capta los movimientos del brazo del usuario. El brazalete envía estas señales por Bluetooth a la unidad de control del canguro artificial, para así poder interactuar con el usuario.

Control mediante pensamiento

El juego «CogniGame», desarrollado por Festo, puede controlarse mediante el pensamiento. Cognigame es una versión de un conocido videojuego de los años 70. Cada jugador controla su raqueta solo con el pensamiento mediante una Brain-Computer-Interface (BCI). La BCI mide con electrodos las variaciones de tensión eléctrica en la superficie del cráneo. Para este juego, Festo ha desarrollado CogniWare, un software que permite controlar la raqueta mediante el pensamiento y bioseñales. Este software establece un canal de comunicación entre el cerebro y el hardware. Mediante el Brain-Computer-Interface y CogniWare se capta un modelo cerebral del usuario, se procesa, y se envía desde el software al hardware.

BionicOpter

Control sencillo de sistemas complejos

Las sofisticadas funciones de vuelo de la libélula artificial «BionicOpter» pueden controlarse de manera fácil e intuitiva mediante un smartphone. Como si fuese una libélula natural, este aparato ultraligero puede maniobrar en cualquier dirección, mantenerse en posición en el aire y planear sin batir las alas. La comunicación inalámbrica en tiempo real y el intercambio continuo de información regulan el movimiento del vuelo: el usuario no tiene que coordinar las complejas secuencias de cada movimiento sino solo controlar la dirección de la libélula.