Un tema candente: el procedimiento de fundición por inyección

Artículo del 25 de julio de 2014 

Procedimiento de fundición por inyección de plástico en Festo

Árboles de Navidad artificiales para el comedor, cierres de botellas o cucharas... todas son piezas de plástico que se fabrican con el procedimiento de fundición por inyección. Las piezas de plástico no solo encuentran su aplicación en el día a día: también lo hacen en la industria. El bajo peso, el modelado sencillo, así como su gran resistencia a la corrosión y unos costes de fabricación muy económicos para grandes cantidades son algunas de sus ventajas.

También los émbolos de tope DNN-50/63 PPV, que se emplean en muchos cilindros neumáticos de Festo. Se fabrican en la planta de piezas de plástico en el Global Production Center (GPC) Hassel, en St. Ingbert, Saarland. Aquí se pone también el énfasis en la eficiencia energética con mayúsculas de Festo.

¿Cómo es una pieza de plástico?

Para cada componente optimizado previamente se crea en el taller por medio de CAD y CAM un molde para fundición, el llamado molde de inyección. Este está formado por dos mitades con un hueco intermedio. En el caso del émbolo de tope, el molde tiene ocho huecos, también llamados cavidades. La fabricación se produce así de forma totalmente automática en cuestión de segundos en una máquina para moldear por inyección.

El polioximetileno granulado, abreviado como POM

La fabricación se produce así de forma totalmente automática en cuestión de segundos en una máquina para moldear por inyección. El polioximetileno granulado, abreviado como POM, un termoplástico, se funde bajo presión en un cilindro de inyección caliente y el material viscoso se vierte en el molde. A los pocos segundos, el plástico se enfría, las dos mitades se abren y cada 35 segundos caen ocho émbolos de tope listos a la cinta transportadora.

Procedimiento de fundición por inyección de plástico en Festo

Fabricación eficiente energéticamente de piezas de plástico

En el proceso de fabricación se utiliza mucha energía. Especialmente para la fundición del POM granulado se necesitan temperaturas de 225 grados Celsius. Esto hace que las máquinas deban enfriarse, lo que a su ver requiere energía. Para poder reducir el consumo de energía, Festo concibió en los últimos dos años un centro de fabricación de piezas de plástico totalmente orientado a la eficiencia energética en GPC Hassel. Junto con la empresa Arburg, fabricante de máquinas de moldeo por inyección, Festo se centró en crear un parque de maquinaria que pusiera el acento en el consumo energético y en la producción eficiente.

Los émbolos de tope DNN-50/63 PPV

Klaus Hilmer, director de desarrollo tecnológico y fabricación de piezas en Hassel, opina: «Además de nuevas máquinas y de la modificación de los sistemas de tracción existentes, con la nueva planificación se tiene también en cuenta el aislamiento de los moldes y la reducción de residuos. A la recuperación del calor se puede renunciar, ya que el nivel de temperatura puede escogerse de tal forma que la refrigeración solo sea necesaria en los días fuertes de verano».

Y esto ha dado sus frutos: ahora puede ahorrarse hasta un 50 % de la energía. Además, Festo obtuvo el 18 de marzo de 2014 el reconocimiento a la eficiencia energética de la empresa Arburg por este sistema.