Un idioma común para sensores y actuadores

Artículo del 31 de julio de 2015 

Idioma para máquinas de IO-Link wireless en la producción

Máquinas que se pueden comunicar entre sí de manera independiente: esa es la visión de la fábrica de futuro. Todas las plantas de fabricación dentro del proceso de producción estarán conectadas digitalmente.

Por este motivo, los componentes de automatización contienen cada vez más tecnología integrada para conectarse en una red. El requisito para lograr esta integración es un lenguaje de máquinas común, al igual que sucede en la comunicación entre personas.

Con IO-Link wireless es posible desarrollar y establecer un "lenguaje estándar" para que lo use el mayor número de máquinas posible. Festo colabora con otras 60 empresas del consorcio de IO Link para conseguir este lenguaje estándar tan importante.

Comunicación inalámbrica segura

IO-Link wireless es el primer estándar industrial con el que es posible comunicarse de manera rápida e inalámbrica dentro de una planta de producción. Si se habla del intercambio de datos inalámbrico, a menudo se piensa en una conexión WLAN a Internet. La tecnología WLAN también se emplea en el sector de la industria para conectar las plantas de fabricación. Sin embargo, este tipo de comunicación cuenta con una serie de desventajas que la hacen poco fiable en comparación.

En cambio, IO-Link wireless resulta ideal para la comunicación dentro de plantas de producción automatizadas gracias a los breves tiempos de reacción definidos, ya que con frecuencia las órdenes deben transmitirse en pocos milisegundos. La estación base puede controlar varios sensores o actuadores con su señal, como por ejemplo un terminal de válvulas, y estos a su vez pueden coordinar el proceso de producción. Otra ventaja de la comunicación inalámbrica entre sensores y actuadores es que reduce el desgaste y la rotura de los cables, con lo que consecuentemente disminuyen las averías de las máquinas.

Para que las máquinas puedan intercambiar datos entre ellas de manera segura se necesita una tecnología de ondas robusta. La tecnología que emplea la conexión IO-Link wireless oculta las frecuencias de banda ocupadas,por lo que las demás conexiones inalámbricas que pueden estar presentes en una fábrica no interfieren en su funcionamiento.

La siguiente imagen muestra una ocupación habitual de la banda de 2,4 GHz, con tres participantes en la WLAN (paquetes de datos grandes) y los pequeños paquetes inalámbricos de IO-Link, que pasan por los huecos libres.

IO Link wireless

Ámbitos de aplicación de IO-Link wireless

Un ejemplo de un ámbito de uso de la tecnología inalámbrica de IO-Link son las aplicaciones robóticas. En este tipo de aplicaciones a menudo es importante que las diferentes secciones de un robot se puedan mover sin cables. En Festo se usa la tecnología de la producción de cartuchos herméticos que también se emplea en muchas válvulas estándar. Una elevada producción requiere un proceso de montaje totalmente automatizado y, por ello, la rápida tecnología inálambrica de IO-Link wireless resulta ideal.