Logística

Producción fluida y simplificada

Los procesos, la información y los materiales se integran en un flujo óptimo 

Para conseguir una producción flexible y fiable, el material necesario debe estar en el lugar correcto, en el momento apropiado y en el orden exacto. Gracias a un flujo del material optimizado, cada sección de la planta tecnológica contribuye a alcanzar la máxima eficiencia.

Cuando todos los flujos de valores circulan con fluidez es posible alcanzar niveles óptimos de costes, calidad y tiempos de ejecución. Los expertos denominan "fábrica simplificada" a este estado final, que se pone en práctica en la fábrica tecnológica con ayuda de los métodos más modernos. Todos los procesos se ejecutan sin tiempos innecesarios de espera, transporte o reposo, desde la recepción del encargo hasta la entrega al cliente, pasando por la producción.

Breves vías de transporte

Los expertos de Festo analizan los flujos de valor de manera sistemática, empleando equipos interdisciplinares y multisectoriales. De esta manera pueden detectar y reducir los tiempos de reposo que se producen durante el proceso de fabricación de una pieza, desde la entrada de la mercancía hasta la finalización del producto. Gracias a esta metodología eficaz, los trabajadores generan valor añadido de manera activa. Por ejemplo, las vías de transporte para los procesos de abastecimiento, serrado, mecanizado, desbarbado, limpieza y galvanización de componentes se han acortado notablemente. Si hubiésemos colocado los anteriores procesos de varias fábricas en una línea recta, esta habría cubierto una distancia de 32 kilómetros. Ahora, por el contrario, no se rebasarían los 120 metros.