Calidad en todo lo que hacemos

Calidad en todo lo que hacemos

La base del éxito a largo plazo 

Quien habla de calidad, habla de satisfacción de los clientes. Abarca todo lo que nuestros clientes perciben de nosotros: todas las comunicaciones, los procesos y las personas que actúan en ellos. Por ello, en Festo hablamos de calidad corporativa integral, que vivimos hacia adentro y hacia afuera. Esta concepción global de la calidad toma forma en Festo bajo el término de gestión de calidad.

La calidad va más allá de productos que no fallan y de procesos optimizados.
La calidad va más allá de productos que no fallan y de procesos optimizados.

La tradición de la calidad en Festo viene de largo. La calidad y la innovación son los pilares de nuestra empresa. Nuestros clientes soportan una competencia permanente que queremos afrontar a su lado de la mejor manera posible. Para ello, la calidad de los productos y de los procesos en cuanto a asesoramiento, apoyo y servicio técnico deben ser acordes, además de los factores interpersonales, y eso hacia adentro y hacia afuera. Por esta razón, Festo tiene sus bases en la gran calidad de su liderazgo y en la colaboración eficiente de empleados bien formados y conscientes de su responsabilidad.

Calidad hacia adentro y hacia afuera

Nuestros clientes esperan productos que no tengan problemas y servicios a medida con una calidad constante al más alto nivel. Para que puedan obtener exactamente eso, necesitamos empleados conscientes de su responsabilidad que interioricen estas necesidades en su trabajo diario y que cumplan con él de la mejor manera posible. El marco para ello son nuestros valores de Festo, adaptados a estos altos estándares. Los valores son el telón de fondo para actuar entre nosotros y trabajar conjuntamente. Para ello, la comunicación es abierta y mantenemos una cultura del error constructiva. Para que los valores se traduzcan en comportamientos concretos, Festo cualifica a sus trabajadores con formación y programas internos.