¡Relleno perfecto!

Artículo del 27 de enero de 2017  

La técnica de automatización facilita el relleno de antipasti

Los pimientos, tomates y aceitunas rellenos son los clásicos de los aperitivos italianos. Estos bocados han de ser frescos, sabrosos, y también entrar por los ojos. Hoy en día, las especialidades de estos antipasti se encuentran en gran número y variedad en el mercado alimentario. Hasta ahora, rellenar estas pequeñas delicias era un trabajo meramente manual, lo que requería tiempo y un esfuerzo de costes. Ahora, la técnica de automatización facilita y acelera el proceso.

Aunque en la industria alimentaria ya son muchos los pasos que están automatizados, el relleno de antipasti seguía siendo manual. Un empleado entrenado logra rellenar hasta 1.000 unidades por hora, pero el proceso es tedioso, ya que requiere un gran cuidado higiénico tratándose de un proceso manual. Debe cogerse cada producto a mano y después rellenarse con queso. Los fabricantes alimentarios han de hacer esto rápidamente y, sobre todo y bajo cualquier circunstancia, de forma higiénica.

Relleno y limpieza automáticos

La empresa de ingeniería mecánica Karb Maschinenbau GmbH, con el apoyo de Festo, ha desarrollado un sistema que rellena automáticamente pimientos y tomates. Ahora, el trabajador tiene que colocar solamente las verduras en las boquillas de relleno. El resto lo lleva a cabo la máquina con componentes de automatización de Festo. Así pueden fabricarse hasta 14.500 antipasti por hora. Ya que, además de velocidad e higiene, para la industria de la alimentación el factor velocidad es igualmente decisivo, el sistema cuenta con un programa de limpieza automática. Por los conductos de la máquina, en lugar de queso, se libera agua con limpiador.

La técnica de automatización de Festo facilita y acelera el rellenado con queso fresco de los antipasti

20 pimientos de una vez

Un elemento clave de la máquina son los cilindros eléctricos, que absorben durante el proceso de llenado una especia de jeringa con queso fresco y lo liberan en cada producto. Esto permite rellenar 20 unidades cada vez. Como los orificios para llenar los productos tienen tamaños diferentes, gracias a su sistema de sensores, el sistema reconoce el estado de llenado de cada producto y con la clasificación sincrónica retiene todos los productos en la cinta transportadora hasta que todos están completamente rellenos.

La técnica de automatización de Festo facilita y acelera el rellenado con queso fresco de los antipasti

La velocidad de producción se ha incrementado en más de 3,5 veces gracias a esta tecnología. Por lo demás, los expertos ingenieros de Karb ya trabajan junto con Festo en el siguiente paso del desarrollo, que debe automatizar también el proceso de abastecimiento y embalaje.