Adelantamiento silencioso

Artículo del 28 de julio de 2017 

Adelantamiento silencioso

Cuando un vehículo eléctrico acelera, apenas se oye un zumbido. De forma silenciosa pero inexorable, la electromovilidad va avanzando en todo el mundo. Y hay algo que no se oye pero que es al menos igual de importante: no produce gases de escape perjudiciales para el medioambiente si la electricidad empleada proviene de fuentes renovables.

Es un mercado de futuro: en 2015 se registraron en todo el mundo 550 000 vehículos plenamente eléctricos, y prácticamente el doble de vehículos híbridos. La demanda crece, los fabricantes de vehículos están en auge y, con ellos, también los de baterías que, junto al motor eléctrico, son el corazón de los coches eléctricos. En torno a un 30 o un 40 % de la cadena de valor de los vehículos plenamente eléctricos es atribuible a la batería.

En todo el mundo se construyen fábricas nuevas que requieren automatización: desde la producción de electrodos a la fabricación de células, pasando por el montaje del módulo de la batería. Entre otros estándar se emplean procedimientos que no dañen o contaminen las sensibles células de iones de litio en el proceso de fabricación. El entorno de producción de las baterías de iones de litio presenta retos adicionales a la técnica de automatización: debe estar limpio y el nivel de humedad ha de ser reducido.

También en la flota de Festo hay automóviles eléctricos.
También en la flota de Festo hay automóviles eléctricos.

Componentes sin cobre

El mayor de los retos son los metales ajenos; sobre todo, el cobre. El metal precioso es un componente de aleación esencial de las guías de latón, que, por ejemplo, se emplean en accionamientos eléctricos. A consecuencia del desgaste por abrasión pueden llegar al entorno cantidades mínimas. Si hay partículas de cobre que contaminan la superficie de los electrodos, incluso las cantidades más reducidas pueden provocar una reacción química no deseada en la batería. Se generan agujas diminutas que dañan la sensible lámina separadora del interior de la batería y pueden desencadenar un cortocircuito. El segundo reto es la humedad del aire. Si el electrolito, esto es, el líquido de la batería que sirve para almacenar la energía, absorbe humedad del aire, el rendimiento se ve en gran medida reducido.

Sala seca para la fabricación

Sin embargo, no tiene que utilizarse una sala blanca. Para la producción de la batería de iones de litio basta con las llamadas salas secas, en las que el aire se acondiciona permanentemente y donde se emplean componentes de automatización sin cobre. Muchos productos de Festo vienen de serie sin cobre. Por ejemplo, si tienen las guías de plástico. El contenido de la aleación de cobre en los metales es en Festo inferior al seis por ciento. Además, Festo ofrece desde 2017 componentes especiales en los que todas las piezas que generan desgaste están libres de cobre; por ejemplo, el cojinete guía. Incluso si los requisitos son mayores no hay problema: si un fabricante de baterías quiere caminar sobre seguro y crearlas en las condiciones de una sala blanca, los productos estándar de Festo suelen cumplir con las condiciones de las salas limpias que establece la norma ISO6/ISO7.