Listo para el Mundial de las profesiones

Lukas Bosslet espera impaciente el WorldSkills de Abu Dhabi 

Lukas Bosslet

En octubre de 2017 Lukas Bosslet hace las maletas para irse a Abu Dhabi, donde del 14 al 19 se celebrará el WorldSkills: el Mundial de las profesiones. Nuestro técnico de mecanizado de Rohrbach está en la recta final de la fase de preparación.

En septiembre de 2016, este especialista en mecanizado de 21 años se clasificó en el ámbito de torneado para el mundial de WorldSkills de este año de Abu Dhabi. En él se verán las caras más de 1200 técnicos jóvenes procedentes de 77 países que competirán en 51 disciplinas, las denominadas Skills (destrezas). Lukas formará parte del equipo de Alemania junto a otros 41 participantes. Su objetivo es quedar entre los 10 mejores de su categoría y los preparativos para alcanzarlo están llegando a su fin.

Abu Dhabi está cada vez más cerca

Lukas Bosslet entrena para la competición WorldSkills desde noviembre de 2015. Actualmente lo hace una media de cinco veces a la semana. El plan de entrenamiento se centra principalmente en los siguientes aspectos: velocidad y calidad. Como no puede ser de otra manera, el idioma también juega un papel decisivo en una competición de carácter internacional. «Por eso, desde principios de año asisto a un curso de inglés, ya que el idioma de utilización de las máquinas también se ha adaptado», explica Lukas Bosslet. Antes de partir rumbo a Abu Dhabi, el programa establece que debe acudir a algunos encuentros con el resto del equipo de WorldSkills Germany y realizar con sus miembros una sesión de entrenamiento mental. Las herramientas y sistemas de medición ya se han enviado a Abu Dhabi.

WorldSkills Abu Dhabi

Una comparación internacional

Lukas recibió algunas primeras impresiones sobre lo que le espera en Abu Dhabi al participar en el campeonato ruso de Ekaterimburgo (WorldSkills High Tech), donde se enfrentó a estudiantes en prácticas de otros países en el ámbito del torneado CNC. «Lógicamente estoy un poco nervioso», admite. Pero claramente se siente muy bien preparado gracias al entrenamiento intensivo al que se está sometiendo, lo que hace que el entusiasmo sea la sensación que prevalece. Su tutor, Florian Schmitt, también estudiante en prácticas de Festo, se muestra igualmente muy optimista ante este reto: «Sé que Lukas puede hacer un gran papel».

Debemos entrenar mucho hasta que despegue el avión. La práctica hace al maestro. Tanto es así que puede incluso convertirlo en campeón del mundo.