Establecer estándares

Artículo del 28 de junio de 2019 

Fraccionamiento del plasma sanguíneo

El plasma sanguíneo desempeña un papel muy relevante en la medicina. Es un componente presente en muchos medicamentos esenciales, por lo que se demanda a nivel mundial. Pero su extracción es laboriosa y se debe llevar a cabo en grandes instalaciones. La tecnología de automatización estandarizada se ocupa de que eficacia de las instalaciones esté garantizada a largo plazo.

Un paciente recibe el trasplante de un órgano. Tras la operación, se le suministra un medicamento elaborado a partir de plasma sanguíneo para fortalecer su debilitado sistema inmunitario. Esto es solo un ejemplo de como este componente salva vidas a diario en la medicina intensiva y de urgencias. En total, el plasma contiene más de 120 proteínas importantes que ayudan en la coagulación, proporcionan oxígeno a los órganos y fortalecen la resistencia inmunitaria.

Procesamiento del plasma sanguíneo: un proceso laborioso

La demanda a nivel mundial es muy elevada. Solo en Alemania, el año pasado se necesitaron 4,6 millones de productos sanguíneos, pero lo cierto es que es muy laborioso extraer y tratar el plasma sanguíneo.

En primer lugar, se extrae en centros de donación de sangre. Por cada donación se obtienen entre 200 y 800 mililitros. A continuación se realiza el fraccionamiento. Esto significa que los componentes del plasma sanguíneo se separan uno a uno. Para ello, es necesario realizar varios pasos que implican procesos químicos y físicos complejos.

Instalaciones de la empresa Firma Biotest AG, especializada en el desarrollo, producción y comercialización de proteínas plasmáticas y medicamentos bioterapéuticos.
Instalaciones de la empresa Firma Biotest AG, especializada en el desarrollo, producción y comercialización de proteínas plasmáticas y medicamentos bioterapéuticos.

Instalaciones eficientes gracias a la automatización estandarizada

La elaboración se suele llevar a cabo en grandes instalaciones que se han diseñado para varios cientos de miles de litros de plasma. Para llevar a cabo un fraccionamiento eficiente, los tiempos de inactividad de las instalaciones se deben reducir al mínimo.

Esto se consigue mediante la estandarización de los componentes y la instalación normalizada de armarios de distribución. De esta manera, la solución de posibles averías se reduce considerablemente. Los componentes y piezas de repuesto se pueden obtener de manera rápida y sencilla de una reserva establecida. Asimismo, las necesidades de formación disminuyen, ya que el personal de mantenimiento y arreglo de averías se debe familiarizar con los procesos en pocos equipos. El mantenimiento técnico y la documentación también se reducen considerablemente. Lo ideal es que los estándares se establezcan desde la fase de planificación de la instalación.

En total hay 250 armarios de distribución estandarizados y 6000 válvulas de Festo en las grandes instalaciones de Biotest. Festo ha participado activamente desde la fase de definición.
En total hay 250 armarios de distribución estandarizados y 6000 válvulas de Festo en las grandes instalaciones de Biotest. Festo ha participado activamente desde la fase de definición.