El boom de los discos de vinilo

Artículo del 18 de diciembre de 2019  

Prensas de vinilos automatizadas con terminales de válvulas

Nada desfasados: los vinilos vuelven a estar de moda entre los amantes de la música. A propósito de las fiestas, muchas estrellas lanzan al mercado recopilatorios navideños en forma de LP. Los fabricantes de los redondeados discos de vinilo son especialistas que pueden contarse con los dedos de las manos. La empresa alemana Optimal Media se deja la piel en ello. En sus prensas para vinilos se emplean terminales de válvulas de Festo.

Se repite año tras año: las canciones navideñas son imprescindibles para crear ambiente. Cada vez está más de moda publicar los álbumes de Navidad en forma de LP. Para ofrecer las canciones en vinilo, en Optimal Media se emplean constantemente prensas de grabación automáticas, algunas de ellas de más de 30 años.

En Optimal Media, las prensas de vinilos se utilizan las 24 h todos los días. Aproximadamente, producen un nuevo disco cada 25 segundos.
En Optimal Media, las prensas de vinilos se utilizan las 24 h todos los días. Aproximadamente, producen un nuevo disco cada 25 segundos.

Del cojín de prensado al disco de vinilo

Antes de iniciar el proceso de prensado como tal, un empleado elimina con un paño de pulido el polvo y la suciedad de dos moldes de prensado, también llamados matrices, y los inserta en la máquina en la parte superior e inferior. A continuación, el granulado de PVC, la materia prima del disco, se introduce en una extrusora a través de una línea de vacío. La extrusora cuenta con un tornillo calentado y por fricción, presión y calor forma un cojín de prensado, que se coloca entre las dos matrices de prensado. Ahora el sello del disco se coloca en el cojín de prensado y un pasador de acero inoxidable lo fija todo.

En el siguiente paso, el molde se calienta con vapor y la materia prima se prensa con una presión de unos 200 kg/cm2 y a una temperatura de unos 130 °C. A esto le sigue una breve fase de enfriamiento en la que el agua refresca las matrices. Finalmente, un cuchillo separa el exceso de material y un brazo de transporte coloca el disco en un husillo, donde debe enfriarse hasta cinco horas dependiendo de su peso. Mientras tanto, la extrusora vuelve a producir un cojín de prensado y el proceso comienza de nuevo.

La calidad se valora mucho. Después de cada proceso de prensado, un empleado revisa el resultado. Además, cada 200 discos se escuchan y, si es necesario, se examinan bajo el microscopio.
La calidad se valora mucho. Después de cada proceso de prensado, un empleado revisa el resultado. Además, cada 200 discos se escuchan y, si es necesario, se examinan bajo el microscopio.

Maquinaria fiable para un gran reto

Técnicamente, la fabricación de vinilos es muy exigente. Cada ciclo debe ser idéntico, pero depende de muchos factores como el vapor, el agua, el vacío o la temperatura del cojín de prensado. Solo con que uno de estos parámetros principales cambie mínimamente, el disco no puede utilizarse. Por ello es tan importante que las prensas automáticas funcionen de forma fiable.

Con las máquinas más antiguas esto puede convertirse en un gran reto. Por lo general, las válvulas magnéticas se integran de forma estándar y se controlan de manera individual. Por ello, hace siete años, Optimal Media modernizó toda su maquinaria con la tecnología de Festo. Los terminales de válvulas MPA-L con conexión de bus de campo controlan todos los componentes neumáticos y de vacío de las prensas. Además, supervisan el consumo de aire, que se ha reducido significativamente en consecuencia. De esta manera, Optimal Media cuenta con el equipo perfecto para la producción de los discos de Navidad, que normalmente comienza en agosto, para que los LP siempre lleguen a tiempo a las tiendas.

No se pierda el proceso de fabricación de discos de vinilo: