Alto rendimiento en el diagnóstico

Artículo del 29 de mayo de 2020 

Pruebas de COVID-19 de alto rendimiento

Debido a la pandemia de COVID-19, la demanda de test supera con creces las capacidades existentes. Las empresas y laboratorios de diagnóstico mundiales intentan adaptar a contracorriente las capacidades de test disponibles a la demanda actual. En este sentido, las soluciones de manejo de líquidos pueden ser de gran ayuda. Permiten a los fabricantes de máquinas construir equipos escalables de alto rendimiento.

Durante la pandemia de la COVID-19, los test desempeñan un papel importante. Solo mediante un diagnóstico exhaustivo se puede evaluar con mayor precisión el alcance de la pandemia y su desarrollo. Para hacerlo, se emplean dos procedimientos de test diferentes.

El test basado en la PCR

La prueba que se basa en la PCR (reacción en cadena de la polimerasa) puede diagnosticar si una persona está padeciendo de forma activa en el momento la COVID-19. Para saberlo, se envían a los laboratorios hisopos nasofaríngeos. En ellos, los técnicos comprueban si la muestra contiene el nuevo coronavirus aislando el ARN viral, convirtiéndolo en ADN y luego usando la prueba de la PCR para aumentar el ADN a niveles detectables.

Este procedimiento de prueba es particularmente crucial al comienzo de la pandemia. Puede utilizarse para determinar quién tiene el virus y debe aislarse para evitar otros contagios. Por este motivo, los test basados en la PCR son uno de los instrumentos importantes para controlar el brote del virus.

En los test basados en la PCR, se toman hisopos nasofaríngeos y se examinan para detectar el nuevo coronavirus.
En los test basados en la PCR, se toman hisopos nasofaríngeos y se examinan para detectar el nuevo coronavirus.

El test de anticuerpos

El segundo método es el test de anticuerpos, conocido también como prueba serológica. Los anticuerpos son pequeñas proteínas que produce el sistema inmunológico y que se encuentran en gran medida en la sangre humana. Algunos de estos anticuerpos atacan al virus y lo neutralizan. Pasados aproximadamente entre cinco y diez días después de la infección con el SARS-CoV-2, el sistema inmunológico del cuerpo produce una serie de anticuerpos. Permanecen en el organismo durante meses o incluso años después de la enfermedad y proporcionan inmunidad.

Con el desarrollo de la pandemia de COVID-19, las pruebas de anticuerpos son cada vez más importantes. Estas pruebas pueden contribuir a que entendamos cómo se mueve la epidemia a través de una población y qué nivel de inmunidad ha alcanzado la sociedad. Las pruebas a gran escala ayudan a quienes han de tomar decisiones a determinar si es posible relajar las restricciones de contacto y volver a la normalidad.

Ampliación de la capacidad de realizar pruebas con la automatización de laboratorios de Festo

Las soluciones técnicas contribuyen a aumentar significativamente las capacidades de hacer test. La amplia gama de soluciones para la manipulación de líquidos de Festo permite a los fabricantes de maquinaria de equipos de laboratorio y a las empresas de diagnóstico construir dispositivos de diagnóstico in vitro (IVD) escalables y de alto rendimiento. Con componentes y subsistemas inteligentes para el laboratorio, Festo ofrece soluciones de automatización para los típicos flujos de trabajo del ámbito de los test, tales como la manipulación de tubos de muestra, el pipeteado y la dispensación de soluciones tampón o de ARN.

Festo ofrece una amplia oferta de soluciones precisas y de alto rendimiento para la automatización de laboratorios:

Festo ofrece una amplia oferta de soluciones precisas y de alto rendimiento para la automatización de laboratorios.
Pinche sobre la imagen para que el gráfico con el texto se abra en otra ventana.

Los productos para la automatización de laboratorios de Festo están probados en la aplicación práctica y concebidos para las aplicaciones industriales más exigentes. Para el desarrollo de los componentes, Festo puso el foco en el alto rendimiento, la precisión y la exactitud, por lo que el coeficiente de variación (esto es, la variación estandarizada) es mejor del 3 %. Un alto grado de estandarización y de almacenamiento garantiza la gran disponibilidad de los componentes. Esto permite que se establezca rápidamente la realización de pruebas y, en caso necesario, se amplíen, para garantizar la disponibilidad y la fiabilidad de las pruebas de COVID-19.