Mascarillas de producción continua

Artículo del 26 de junio de 2020 

CAROLA

En la situación actual, la demanda de mascarillas protectoras de boca y nariz es muy elevada en todo el mundo. Por eso es tan importante que puedan fabricarse de forma local, rápida y sencilla. Con la asistencia técnica de Festo, la empresa de ingeniería mecánica Mikron ha desarrollado un sistema con el que prácticamente cualquiera puede autoproducir mascarillas.

Desde el principio de la pandemia de coronavirus, la demanda de mascarillas protectoras ha aumentado considerablemente. En algunos casos, las cadenas de suministro internacionales demostraron sufrir una sobrecarga y ser susceptibles a la corrupción. Los problemas de suministro de equipos de protección médicos pueden costar vidas humanas.

El sistema de Mikron permite fabricar mascarillas directamente de forma local. Cabe en un contenedor de carga marítima de 20 pies que también puede hacer las veces de sala limpia. El contenedor puede colocarse en cualquier lugar; por ejemplo, delante de un hospital, junto a un centro comercial o detrás de un colegio. El sistema de refrigeración integrado con filtro de purificación de aire permite la producción incluso en lugares con altos niveles de contaminación por virus.

El sistema puede instalarse en espacios reducidos, como en un contenedor de carga marítima de 20 pies.
El sistema puede instalarse en espacios reducidos, como en un contenedor de carga marítima de 20 pies.

Autosuficiencia con 50-100 mascarillas higiénicas por minuto

Dependiendo de la materia prima empleada, la planta puede trabajar de manera autosuficiente durante más de dos horas, lo que implica una escasa intervención humana y, por lo tanto, reduce el riesgo de infección. Con esta minifábrica es posible producir mascarillas protectoras en lugares remotos o incluso en zonas en crisis en las que los requisitos de higiene pueden ser difíciles de cumplir.

Según el modelo, la planta fabrica entre 50 y 100 mascarillas higiénicas por minuto. A plena capacidad, esto se traduce en dos millones de mascarillas al mes aproximadamente. Las estadísticas oficiales muestran que, solo en Alemania, el personal médico necesita al menos 50 millones de mascarillas de protección de boca y nariz al mes. Esta demanda podría cubrirse con apenas 25 contenedores.

La base de las mascarillas protectoras son telas no tejidas Meltblown, que están formadas por muchas capas de fibras finas y, por lo tanto, filtran las partículas más pequeñas, como las bacterias y los virus, de la entrada de aire respirable. Para producir una mascarillas, los rollos de tela pasan primero por una estación de devanado de tres capas. A continuación, una rosca cónica dobla la tela, una herramienta de corte la acorta a la longitud correcta y se inserta un alambre para la nariz para que el portador pueda ajustar la mascarilla al tamaño de su cara y la forma de la nariz. Por último, se sellan los bordes y se fijan las tiras para las orejas con soldadura ultrasónica.

Según la configuración, la planta puede preparar juegos de 10 o mascarillas sueltas, con una cuidadosa envoltura retráctil y, si se desea, en bolsas y cajas impresas.
Según la configuración, la planta puede preparar juegos de 10 o mascarillas sueltas, con una cuidadosa envoltura retráctil y, si se desea, en bolsas y cajas impresas.

Uso de técnica neumática y eléctrica de Festo

En todos los pasos del proceso, los componentes eléctricos y neumáticos de Festo garantizan que las piezas se transporten de manera segura o realizan tareas de sujeción. Los motores no están fijados a un eje como suele ser habitual, sino que se encuentran directamente en la aplicación, como, por ejemplo, en la herramienta de corte de la tela. Entre otros elementos, hay integrados un regulador de servoaccionamiento CMMT, el servomotor EMMS y el servomotor EMMT, que también pueden conectarse fácilmente a los sistemas de control de otros proveedores.

Los componentes neumáticos del programa básico de Festo, como el cilindro compacto ADN, el cilindro guiado DFM o el cilindro redondo DSNU, tienen un precio atractivo, están en stock en todo el mundo y disponibles en 24 horas. Son las mejores condiciones para montar rápidamente y con seguridad más plantas de producción de mascarillas en el plazo más breve posible, y todo de forma descentralizada en ubicaciones de todo el mundo.

Los componentes eléctricos y neumáticos del programa básico instalado en la planta pueden suministrarse rápidamente en todo el mundo, por lo que es posible montar la planta de forma descentralizada en cualquier parte.
Los componentes eléctricos y neumáticos del programa básico instalado en la planta pueden suministrarse rápidamente en todo el mundo, por lo que es posible montar la planta de forma descentralizada en cualquier parte.