Levantamiento sencillo de cargas pesadas

Artículo del 29 de enero de 2021 

Pneumatischer Muskel

Según la legislación vigente, los hombres de entre 19 y 45 años pueden levantar de forma ocasional en el desempeño de su trabajo un máximo de 55 kg. Sin embargo, incluso cargas mucho más ligeras pueden dañar los músculos, los huesos o las vértebras si se levantan de forma incorrecta. Para aliviar a los empleados de producción y logística, muchas empresas utilizan unidades elevadoras con las que es posible mover con facilidad módulos y componentes pesados. Los músculos neumáticos pueden adoptar el papel de la fuerza muscular humana.

Hernias discales, tendinitis o tensión muscular: elevar cargas pesadas con demasiada frecuencia puede tener numerosas consecuencias negativas para la salud. Por ello es habitual que se empleen dispositivos de elevación para que los empleados de producción y logística puedan levantar y transportar cargas de forma ergonómica. Reducen el peso de los componentes y alivian a los trabajadores del pesado trabajo.

Manejar las cargas con flexibilidad con una unidad de elevación neumática

Las unidades de elevación están diseñadas de diversas maneras y pueden funcionar de forma eléctrica, neumática o hidráulica. Un dispositivo neumático de Festo, impulsado por el Fluidic Muscle DMSP, permite mover con flexibilidad cargas de hasta 25 kg. Los empleados controlan la unidad hacia arriba y hacia abajo hasta la posición deseada mediante válvulas de accionamiento manual, lo que les permite, por ejemplo, levantar componentes de forma ergonómica o integrarlos en maquinaria. La velocidad máxima se puede ajustar con la ayuda de una bobina de manipulación segura. Una válvula de retención desbloqueable garantiza que la posición se mantenga aunque caiga la presión.

Con la ayuda del músculo neumático, los empleados pueden cargar ergonómicamente una amoladora con componentes que pesan siete kilogramos.
Con la ayuda del músculo neumático, los empleados pueden cargar ergonómicamente una amoladora con componentes que pesan siete kilogramos.

El asistente elevador neumático con Fluidic Muscle descarga a los operarios

El músculo Fluidic Muscle DMSP se encarga de aplicar la fuerza en la unidad elevadora y puede utilizarse en vertical, horizontal y también en diagonal. En esencia, el músculo está compuesto por una manguera de elastómero con hilos de aramida integrados. Si se rellena de aire, la manguera elástica amplía su diámetro y se contrae en términos de longitud, con lo que se origina un movimiento elástico fluido. La fuerza del músculo neumático disminuye con el aumento de la contracción y permite un fácil posicionamiento a través de la presión. De esta manera se puede utilizar hasta el 25 % de la longitud de la membrana.

El Fluidic Muscle está basado en un modelo biológico. Se puede utilizar con flexibilidad en vertical, horizontal o diagonalmente.
El Fluidic Muscle está basado en un modelo biológico. Se puede utilizar con flexibilidad en vertical, horizontal o diagonalmente.

DMSP como potente fuente de energía

Como no tiene ni juntas ni cojinetes, el músculo neumático se mueve sin tirones. Alcanza una fuerza 10 veces superior a la de un cilindro neumático convencional y de tamaño comparable. Además, el DMSP es muy resistente, incluso cuando se utiliza en condiciones extremas, por ejemplo, sobre arena o en un entorno con polvo. Su diseño en forma de manguera cerrada de manera hermética hace que sea insensible a la actuación de partículas o de la suciedad. Por ello, la unidad de elevación neumática es adecuada para una amplia gama de aplicaciones y puede asistir a largo plazo a los operarios.