En marcha incluso sin pilotos

Artículo del 26 de febrero de 2021 

BionicSwift

Se mueven de forma coordinada y autónoma en un espacio aéreo definido y mantienen su trayectoria de vuelo incluso ante cambios repentinos de las condiciones ambientales, como de viento o temperatura: son las BionicSwifts.  Gracias a un GPS de interior basado en radio con tecnología de banda ultraancha (UWB), las cinco golondrinas artificiales de Festo no pueden desviarse de su curso. Esto también genera nuevos impulsos para la intralogística.

Apenas pesan 42 gramos, con una longitud corporal de 44,5 cm y una envergadura de 68 cm. Las alas están hechas con unas láminas de espuma que se superponen, ultraligeras, flexibles y, sin embargo, muy robustas. Las BionicSwifts de Festo se basan en el modelo biológico de la golondrina y tienen un plumaje muy parecido al de las aves naturales.

Navegación inteligente por el espacio aéreo gracias a la tecnología GPS

El cuerpo de las golondrinas artificiales contiene la electrónica necesaria para comunicarse con un sistema GPS de interior basado en radio. Con la ayuda de la tecnología UWB, las aves robóticas pueden volar de forma coordinada y segura. Para ello, se instalan en una habitación varios módulos inalámbricos. Estos puntos de anclaje se localizan entre sí y definen el espacio aéreo controlado.

Además, cada pájaro robot está equipado con un marcador de radio que envía señales a los anclajes. De este modo pueden localizar la posición exacta del ave y enviar los datos recogidos a un ordenador central que funciona como sistema de navegación.

La interacción entre el ordenador principal, el módulo de radio y el objeto volador permite a las golondrinas artificiales navegar de forma autónoma e inteligente.
La interacción entre el ordenador principal, el módulo de radio y el objeto volador permite a las golondrinas artificiales navegar de forma autónoma e inteligente.

En la trayectoria correcta a pesar de las influencias ambientales

Se puede planificar una ruta en el ordenador principal para que las rutas preprogramadas indiquen a las aves su trayectoria de vuelo. Si las BionicSwifts se desvían de su trayectoria de vuelo debido a cambios repentinos en las condiciones del entorno, como de viento o temperatura, las golondrinas reaccionan de forma autónoma y corrigen inmediatamente su rumbo por sí mismas, sin necesidad de ningún piloto humano.

La comunicación por radio permite detectar la posición exacta a través de los obstáculos, incluso si el contacto visual se interrumpe parcialmente. A ello ayuda el uso de UWB como tecnología inalámbrica para un funcionamiento seguro y sin interferencias.

Incluso en grupo, las BionicSwifts pueden posicionarse con precisión y volar de forma coordinada.
Incluso en grupo, las BionicSwifts pueden posicionarse con precisión y volar de forma coordinada.

Sistema de navegación 3D para la fábrica interconectada del futuro

Gracias a la interconexión inteligente entre el objeto volador y la ruta de GPS, se crea un sistema de navegación en 3D, propio de una fábrica en red del futuro. Con una localización exacta de flujos de materiales y mercancías pueden, por ejemplo, mejorarse los procesos y preverse posibles dificultades. Además, los robots voladores autónomos podrían utilizarse, por ejemplo, para transportar materiales y optimizar la utilización del suelo dentro de una fábrica a través de sus pasillos aéreos.