Cilindros neumáticos

Guía de selección

Actuadores neumáticos

En un cilindro neumático, el aire comprimido se usa para aplicar fuerza a un émbolo del cilindro y moverlo en una determinada dirección. El movimiento del émbolo se transmite a las piezas que deben moverse a través del vástago o por arrastre de fuerza magnético. Un cilindro neumático es un actuador que funciona generalmente con aire comprimido hasta un máximo de 12 bar para generar un movimiento lineal o giratorio. Se distingue entre cilindros de simple efecto y de doble efecto (el trabajo solo se realiza en una dirección o en ambas direcciones). Las áreas típicas de aplicación para los actuadores neumáticos son tareas de sujetar, levantar, bajar, empujar, tirar, alimentar, girar, agarrar, fijar y retener, unir, detener, estampar, acuñar, etc. Los actuadores neumáticos se caracterizan por una alta aceleración y desaceleración. Las velocidades que se pueden alcanzar están entre 10 mm/s y hasta 3 m/s. Los actuadores neumáticos son robustos y flexibles gracias a la compresibilidad del aire.

Cilindros normalizados

Los cilindros normalizados son cilindros neumáticos con dimensiones estandarizadas e interfaces de fijación. En lo relativo a estas dimensiones, los cilindros normalizados son idénticos a una norma. Existen estándares para cilindros de vástago en diseño redondo (ISO 6432), en diseño compacto (ISO 21287) y para grandes cilindros (ISO 15552).