Jamaica: la formación técnica crea perspectivas

El centro de formación FACT más grande del mundo inaugurado en Kingston

Los impulsores en Jamaica y Alemania han tenido que tener paciencia. Pero ha merecido la pena. Desde septiembre de 2018, a la sombra del antiguo puerto de piratas de Kingston, se forma a jóvenes ingenieros y técnicos en mecatrónica. Nuevas esperanzas para el desarrollo económico de este estado emergente caribeño.

Goran Miladinov tuvo que escuchar unas cuantas cosas. Hizo frente con determinación a las bromas en los pasillos de Festo, a las alusiones al reggae, las rastas y las temperaturas caribeñas, pero, en secreto, a menudo no estaba seguro del asunto. "Fritz", escribía entonces en un mensaje de texto, "¡te he visitado ya tantas veces! ¿Cuánto tiempo vamos a esperar? "La respuesta desde Jamaica:" ¡Tenéis que creer en nosotros! ¡Envíame de nuevo la memoria!". Entonces, el comercial de Festo Didactic volvía a elaborar una oferta y se la enviaba por correo electrónico a su socio comercial Fritz Pinnock en Jamaica, por 90.ª vez. De las otras 89 veces trata esta historia.

Comienza en un promontorio arenoso frente al puerto de Kingston en Jamaica. Quien conduce por la autopista de la costa, puede ver los aviones despegando detrás de los cargueros. Desde 1984, en el antiguo escondite de piratas está ubicado un centro de formación para oficiales navales: el llamado Jamaica Maritime Training Institute (JMTI) fue fundado en 1980 con el apoyo de Noruega. Los noruegos construyeron escuelas de este tipo en otros nueve puertos alrededor del mundo. Solo ha sobrevivido el jamaicano.

El primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, en la inauguración del centro FACT

El primer ministro de Jamaica, Andrew Holness (centro), y el ministro de educación, Ruel Reid (izquierda), junto con Dr. Fritz Pinnock (derecha) en la inauguración del centro FACT.

San Galo: se hizo la luz

En 2001, la escuela ya se llama Caribbean Maritime Institute (CMI), tiene sucursales en otros países del Caribe y forma a bomberos y personal de vuelo además de a marineros. Pero la tecnología se ha desarrollado más rápido a nivel internacional. Los jamaicanos llevan mucho tiempo conduciendo automóviles que ningún mecánico puede reparar en Kingston. 7 Up y Pepsi prefieren traer a sus propios especialistas para llenar in situ sus refrescos en botellas. Como resultado, el número de desempleados en Jamaica aumenta considerablemente a principios de la década de 2000. De los jóvenes de entre 15 y 24 años, un tercio no tiene trabajo. Cada vez más hombres jóvenes ven solo una oportunidad de carrera: la delincuencia. La esperanza de vida disminuye.

Por aquel entonces, Fritz Pinnock, el nombre induce a engaño ya que tras él se esconde un auténtico jamaicano, se convierte en director del CMI. Con 39 años, ha estudiado y obtenido su doctorado en Inglaterra, ha viajado por medio mundo como enviado de la autoridad portuaria y desea para sus dos hijas más que la oportunidad de estudiar derecho. En el verano de 2003, tres de sus empleados van a San Galo. Durante la 37.ª edición de WorldSkills quieren ver qué aprenden técnicamente los jóvenes en Europa. Un área de competencia llama inmediatamente su atención en los Juegos Olímpicos profesionales: allí, las piezas se mueven como por arte de magia, y los equipos programan bajo alta presión. Se trata de las estaciones mecatrónicas de última generación de Festo.

El trío regresa entusiasmado a Jamaica. Para Fritz Pinnock no es suficiente. Se pone en contacto personalmente y quiere saber más sobre los equipamientos de laboratorio y taller que ofrece Festo Didactic. Y, sobre todo, quiere modernizar los contenedores de laboratorio para electrotécnica y neumática. Coste: 300 000 USD. Es el momento en el que Pinnock comienza su serie de solicitudes al Fondo de Desarrollo PetroCaribe.

San Salvador: inicio en la logística

El contacto de Fritz Pinnock en Festo es Goran Miladinov. En cuanto se aclara la incertidumbre sobre la financiación, Goran propone llevar la siguiente máquina a Panamá y de allí a El Salvador: "Si quieres ver de lo que somos capaces, además de crear para ti un fantástico laboratorio". En el estado centroamericano de El Salvador van un gran paso por delante: a partir de una alianza público-privada entre el gobierno, GTZ (en la actualidad, GIZ), Siemens y Festo han surgido tres laboratorios para mecatrónica y automatización de procesos e industrial. Festo Didactic diseña una formación práctica y forma a los instructores.

Y no se queda ahí: en los años siguientes, el Instituto Tecnológico Centroamericano (ITCA) se convierte en el primer centro FACT (centro de formación certificado autorizado de Festo) en ser acreditado oficialmente como centro superior de formación dual. Por recomendación de Festo, el ITCA ofrece también módulos de cursos para la industria. Siemens es el primer cliente en reservar cursos de formación para sus empleados aquí. Fritz vuela a El Salvador y se convence de la idea. Porque el ITCA está funcionando de maravilla: no solo que los cursos de formación industrial generan ganancias de forma regular. También establecen contactos con la industria; el instituto descubre con qué tecnologías trabajan las empresas e incorpora estos temas a su plan de estudios.

De vuelta a Jamaica, Fritz solicita una nueva oferta a Goran. Festo Didactic debe desarrollar un programa de cualificación para los tres nuevos laboratorios. El volumen del pedido asciende a 1 millón de dólares estadounidenses. Pinnock se dirige al ministerio de transporte. Ve grandes oportunidades para los técnicos en mecatrónica en el ámbito de la logística. Porque está convencido de que el puerto de Kingston se convertirá en un centro de transporte de carga internacional. "Los ingenieros tradicionales ya no son relevantes", argumenta. "Por el contrario, los técnicos en mecatrónica son multidisciplinarios. Dominan la tecnología de control, así como la ingeniería mecánica, la electrotécnica y la programación."

Uruguay y México: ahora más que nunca

Fritz Pinnock espera que el ministerio apoye el nuevo plan ante el Fondo de Desarrollo PetroCaribe. Aprovecha cualquier oportunidad para publicitar su idea. Escribe artículos, concede entrevistas e imparte conferencias, todo para dejar claro lo importante que es adaptar la formación local a los estándares internacionales: "¡Nuestros jóvenes ya no tienen que esperar a recibir una beca e ir al extranjero para obtener un título reconocido! Y si podemos ofrecer trabajadores cualificados, también atraeremos inversores al país. Por último, no tenemos que recurrir a la costosa ayuda de expertos".

Pero nada ocurre. Pinnock es recibido y escuchado, pero su solicitud de financiación no va adelante. Mientras tanto, en 2012 se inaugura el segundo centro FACT en Uruguay. Pero en Jamaica, en el CMI, los alumnos continúan trabajando cada año con equipos de los años 80. Muchos se gradúan, pero no todos.

El trágico destino de sus alumnos lleva a Pinnock a bombardear al Fondo PetroCaribe con solicitudes. La suma asciende ahora a aproximadamente 2 millones de dólares. Fritz se ha enterado de que Festo está construyendo una Smart Training Factory en México para una prestigiosa universidad. Le dice al asombrado Goran en Esslingen: "Incluye un laboratorio así en nuestra oferta. ¡Con 2 millones nos tomarán en serio!"

Laboratorio de aprendizaje moderno en el FACT, Kingston

En el futuro se formarán hasta 4000 estudiantes al año en los laboratorios de aprendizaje más modernos.

Jamaica: aceptación de la solicitud número 91

Después de todo, es el cambio de gobierno en 2016 lo que da nuevas esperanzas: el primer ministro Andrew Holness, para quien los PLC y la Industria 4.0 no son conceptos desconocidos, apoya la visión de Fritz. Incluso el partido de la oposición está repentinamente detrás del proyecto. Y luego llega, realmente, la aprobación de la empresa de desarrollo. Quiere asumir la mitad de los costes. Es la 91.ª solicitud.

Pero, para Fritz es tan solo una victoria parcial. Entretanto, ha hecho mucho más que redactar solicitudes: con cinco facultades y un personal docente certificado académicamente, logra una acreditación universitaria. Y, ahora, como la Caribbean Maritime University (CMU), se abren fuentes de financiación completamente diferentes. Cuando Goran quiere enviar el equipamiento finalmente aprobado para configurar los tres contenedores de laboratorio, Fritz detiene la entrega completa. "¡Nos han concedido un nuevo edificio!", grita desde el otro lado del Atlántico.

El equipo didáctico completo para Jamaica permanece durante todo un año en una nave en Esslingen. En Festo ya están preocupados por lo que dirá el auditor cuando vea los pagos entrantes por bienes que no están completamente compensados. Pero, al final, todo sale bien: como el centro FACT más grande del mundo, el 19 de septiembre de 2018, todos están allí para la inauguración, incluso la pequeña delegación que viajó a San Galo en 2003. Y un formador del centro FACT de El Salvador. René Flores se ha mudado a Jamaica y es responsable de los docentes en calidad de director del centro FACT local en CMU. Pepsi ya había reservado un primer curso de formación antes de la inauguración y captado de inmediato a un formador. A Fritz y a Goran no les importa mucho. "¡Eso demuestra que estamos en el camino correcto!" Es evidente que los dos se han propuesto mucho más.

El centro FACT de Jamaica

FACT - Festo Authorized and Certified Training Centre
en la Caribbean Maritime University de Kingston, Jamaica

https://cmu.edu.jm/fact-centre/

Parque Palisadoes
Autopista Norman Manley
P.O. Box 8081 CSO Kingston

enero 2019

Sumario